En este reportaje, la periodista Alicia G. Montano, fallecida hace un año, se fijaba en las víctimas de la violencia de género mayores de 65 años, «la generación del silencio».

María José Pallarés desapareció a mediados de octubre de 2018, cuando tenía 67 años. Era abuela de una gran familia, pero en los últimos tiempos estaba pasando por una depresión que hacía que no se relacionara mucho. Llevaba sólo un año viviendo con su marido en una casa unifamiliar de Arganda del Rey. Fue él, Gaspar Olmo, de 72 años, quien denunció su desaparición. Nada dijo durante las semanas de búsqueda hasta que su cadáver apareció en el pantano de Arenoso de Montoro, cerca del pueblo cordobés donde había nacido, con una bolsa de basura en la cabeza y los pies atados a una piedra. Este verano, Gaspar Olmo ha sido condenado a 22 años y seis meses de prisión; en la sentencia se determina que golpeó a María José en la cabeza, la asfixió para terminar de quitarle la vida y trasladó su cadáver al pantano.

El caso de María José está recogido en el especial ‘Más de 1000 mujeres asesinadas’ de RTVE.es. Hay más víctimas mayores de 65 años de lo que pudiera parecer: son más del 11% del total, 126 desde que se empezaron a contabilizar en 2003 los asesinatos a manos de parejas o exparejas. Según la Macroencuesta sobre Violencia contra las mujeres publicada en 2019, ellas son también las que en mayor proporción guardan silencio, sobre la situación de malos tratos que sufren, en proporción piden menos ayuda tanto a los servicios formales como a su entorno. 

Fuente: RTVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *