#ComunicÁgora El experimento de Elsa Pataki

En 2017, la actriz Elsa Pataky subió a la red social Instagram un vídeo donde uno de sus hijos se subía al frigorífico, travesura del pequeño. La actriz, recibió comentarios sobre la mala actitud de madre que tenía al consentir tal comportamiento, o el poco cuidado que le dedicaba, al dedicarse únicamente a grabarlo. Por contra, el mismo vídeo fue publicado en la cuenta de su marido, también actor, Chris Hemsworth, pero las reacciones al mismo fueron todo lo contrario, aplaudiendo el logro del menor, y resaltando su caracter fuerte como el padre.

Al cabo del día son muchas las mujeres que son vistas a través de este primas machista, donde se acentúa el esterotipo de cuidadora, criar y proteger, dejando la fuerza, la aventura y la libertad a los hombres.

Ese mismo año, un estudio  elaborado por la Universidad de Santiago de Compostela, destacaba que las redes sociales «perpetúan» los estereotipos de género entre los adolescentes al fomentar «estructuras de denominación machistas». Tras consultar a más de 600 jóvenes compostelanos de entre 12 a 17 años, los investigadores pudieron constatar que este tipo de herramientas fomentan estructuras patriarcales y consolidan «nuevas tendencias de machismo».

Volviendo a 2019, el estudio de la Universidad CEU Cardenal Herrera, recopila cerca de 17.000 comentarios en más de 500 informaciones en la red sobre La Manada concluye que la mayoría de las intervenciones de los internautas venían a defender a los violadores. La autora del estudio, la estudiante de Periodismo de la CEU UCH Rosa Estevan, ha explicado que en el análisis del discurso de los lectores, los elementos más frecuentemente usados para deslegitimar a la víctima han sido tres: el apoyo expreso a los violadores de La Manada, las críticas por el supuesto juicio mediático que sufrían los agresores y los comentarios hostiles contra la víctima. (Público, 2019)

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, decía el trepamuros, y es que las redes sociales son un gran escenario para compartir ideas, expresiones y sobre todo nos encantaría que se promocionara y resaltara la igualdad. Algunos consejos:

– Denunciar: Imágenes, vídeos, chistes… todo tipo de material inundan las redes sociales, si ves algo en contra de la igualdad, de los derechos de la mujer denuncialo. Todo sirve. Quizás con una denuncia no lo borren, pero si son 500, seguramente hagan caso.

– Olvida los trols: Os traímos un caso de trols en redes sociales, no les des cancha respondiendo sus respuesta, el olvido es la mejor solución e incluso bloquearlos.

– Publica en positivo: las palabras son mágicas, por tanto inundemos de #igualdad, #mujer, #feminismo las redes. Esto ayudará a que las personas se encuentren hablando de mismos temas, y con ello creando comunidad.

– Refuerza perfiles de mujeres: reciben más críticas, reciben más acoso, y por ello deben recibir más colaboración por parte de las personas que valoramos la igualdad. Mujeres fotografas, artesanas, emprendedoras, o cualquier mujer que tengas en tu perfil, te agradecerá un comentario en positivo (no solo resaltes el físico).

Aunque mostremos que la culpa está en las redes sociales, al fin y al cabo son herramientas, somos las personas quienes las usamos mal o bien. Elegir ser feminista es tu elección, tristemente no viene en el apartado legal de ninguna plataforma.

 

 

#ComunicÁgora ¿Cómo reaccionamos ante un buen cuerpo?

Os traemos un caso sobre cómo se reacciona en redes sociales ante una misma publicación, con la única diferencia de ser hombre o mujer. Un twittero, publica dos mensajes iguales donde indican «Voy a dañarle el día a los que creen que están buenos/buenas» acompañando el mensaje de una foto de un chico y de una chica atractivo/a.  Claramente la misión de cara mensaje es alterar a los chicos o las chicas ante este mensaje. Pero ¿qué ocurrió?

El mensaje con el chico con buen cuerpo solamente tuvo 17 reenvíos y 112 me gusta, mientras que el de la chica tuvo 586 reenvíos y 4.396 me gusta. Claramente el mensaje con la chica con buen cuerpo ha tenido más impacto que el del chico. Pero, estos mensajes tenian una intención, ver la respuesta del público femenino ante ello. A continuación pasamos a la parte cualitativa:

En los mensajes, encontramos al público femenino respondiendo con mensajes alabando al chico con buen cuerpo, aplaudiendo su musculatura,  frente a los mensajes en los mensajes de la chica con buen cuerpo donde no hay ningún piropo solamente descalificativos tanto ella como a quien manda el mensaje. Los comentarios por parte del público masculino si eran «buenos», entrando en comentarios obscenos en su mayoría.

Según el estudio de Amnistía Internacional 2018, el 23% de mujeres encuestadas en ocho países han experimentado abusos o acoso en Internet. En un momento decisivo en el que mujeres de todo el mundo están usando su poder colectivo para alzar la voz y amplificarla a través de las redes sociales, Twitter no respeta adecuadamente los derechos humanos ni aborda de forma efectiva la violencia y los comportamientos abusivos en su plataforma. 

 

 

 

 

I Jornadas: Género, Redes Sociales e Internet

La Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga, organiza el 13 de abril las I Jornadas G-CRIMTECH: género, redes sociales e Internet.

El Grupo de Investigación en Nuevas tecnologías y Criminalidad (G-CrimTech) del Instituto andaluz interuniversitario de Criminología (Sección Málaga) organiza las «I Jornadas G-CrimTech sobre Género, Redes sociales e Internet”, cuyo objetivo es promover el intercambio de información y el desarrollo de conocimientos sobre la problemática de género en el ámbito digital. Contarán para ello con los/as principales profesionales del panorama nacional en esta materia.
Las jornadas van dirigidas a estudiantes y profesionales interesados/as en evitar las consecuencias de ciertos actos delictivos que tienen lugar en un mundo digital desigual.

Las inscripciones se realizarán enviando un correo a maria.izco@uma.es, indicando Nombre, Apellidos y DNI.

Fecha límite: 6 de abril de 2018

 

Translate »