El Parlamento Europeo ha votado este jueves a favor de una resolución legislativa para que la violencia de género sea tipificada como eurodelito. Se trata de una categoría en la que en estos momentos se incluyen el terrorismo, la corrupción, la explotación sexual o el tráfico de drogas. La propuesta ha recibido 427 votos a favor, 119 en contra y 140 abstenciones.

Han apoyado la petición los Socialdemócratas, Izquierda Unitaria, los Verdes y Renovar Europa. El grupo del PP se ha abstenido excepto la parlamentaria Isabel Benjumea, que ha votado en contra al igual que la formación de ultraderecha Vox. El resto de eurodiputados de partidos españoles con presencia en la Eurocámara han dado su voto a favor.

Con la aprobación de esta resolución se abre la puerta a la creación de una batería de medidas para prevenir y proteger a las millones de mujeres que sufren la violencia machista en todo el bloque comunitario. También se prevé la aplicación de medidas punitivas conjuntas. El texto pide además aumentar las campañas de concienciación y sensibilización, especialmente entre los más jóvenes e insta a los Estados miembros a dar proyección, apoyo, pero también reparación a las víctimas.

Del mismo modo, la resolución recuerda que la violencia de género es «una violación grave de los derechos humanos y de la dignidad que puede adoptar la forma de violencia psicológica, física, sexual y económica, e incluye, entre otras cosas, el feminicidio, la violencia en el marco de la pareja o expareja, el acoso sexual, la ciberviolencia, el hostigamiento, la violación, el matrimonio precoz y forzado, la mutilación genital femenina, el aborto forzado o los llamados crímenes de honor».

Un tercio de las mujeres de la UE han sido víctimas de violencia física o sexual. Una media de 50 es asesinada cada semana a manos de sus parejas. Y el 75% reconoce haber sufrido algún tipo de acoso en el ámbito laboral. Con este telón de fondo, un estudio realizado hace varios meses, el Servicio de Estudios del Parlamento Europeo (EPRS) señalaba que se cumplían las tres condiciones recogidas por el Artículo 83 (1) del Tratado de Funcionamiento de la UE para que la violencia machista pasara a formar parte de esta categoría puesto que es un delito de especial gravedad, tiene dimensión transfronteriza y debe ser combatida con criterios comunes.

El pleno reunido en Estrasburgo cree que con el primer paso de definir la violencia de género es fundamental para crear la base legal necesaria para diseñar después una directiva específica. «Necesitamos más y mejores herramientas para combatir la violencia de género. Pedimos definiciones jurídicas comunes, estándares y penas mínimas en toda la Unión», ha destacado la ponente del informe de la Eurocámara, la eurodiputada de ERC Diana Riba.

Se sientan las bases para una futura ley europea

La presentación este año de una ley para perseguir la violencia contra todas las mujeres europeas en materia de prevención, protección y persecución ha sido una de las promesas estrellas de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su discurso sobre el estado de la Unión. «La libertad es también no tener miedo, pero durante la pandemia muchas mujeres se vieron privadas de esta libertad», apuntó este miércoles la alemana en el Pleno de Estrasburgo. 

Precisamente, en la recién aprobada directiva, los eurodiputados llaman la atención sobre las consecuencias adversas a nivel personal, social y económico que tiene la violencia de género y alertan de que la situación se agravó por la emergencia del coronavirus con una «pandemia en la sombra», con aumentos de hasta el 60% en las llamadas de emergencia de mujeres víctimas de violencia por parte de su pareja o expareja.

Fuente: ElPublico.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *