La brecha de llegada de mujeres a puestos directivos en Andalucía se va estrechando poco a poco. Así al menos lo pone de manifiesto el Observatorio del Directivo Andaluz que ha elaborado por primera vez la consultora malagueña StandBy, especializada en los procesos de selección de personal y formación de ejecutivos. Según los datos que arroja el estudio, fueron mujeres el 44% de los/as directivos/as contratados/as por las principales empresas de la comunidad durante el año pasado.

Este estudio se ha hecho tomando como base 500 procesos de selección tanto de grandes compañías con sede en Andalucía como foráneas en búsqueda de personal para la región. De ellos, 120 los llevó a cabo la propia consultora que ha elaborado el estudio.

El perfil medio de los directivos/as contratados/as el año pasado en la comunidad es un hombre de 36 a 45 años, con titulación de posgrado, alto nivel de inglés y 69.000 euros de salario medio anual (más un variable medio del 20%).

Esta cifra se reduce a 67.350 euros en el caso de las mujeres. Una brecha que los autores del estudio consideran escasa y que puede deberse más a las diferencias salariales de los sectores en que se realizaron las contrataciones. «En los procesos de selección determinados que llevamos a cabo los sueldos son los mismos para hombres que para mujeres», aclara Pedro García, socio director de StandBy.

En cuanto a las diferencias entre hombres y mujeres, el informe también deja patente que son muchas menos las mujeres que están dispuestas a cambiar su lugar de trabajo. Sólo un 36% aceptaría la movilidad laboral, frente al 56% de los hombres. También es menor el porcentaje de directivas casadas que fueron fichadas durante 2018. Frente al 67% de hombres casados, en las mujeres el porcentaje se reduce al 54%.

En cuanto a la rama de estudio de la que provenían los empleados seleccionados, la científico-técnica se lleva la palma con un 43,10% de las contrataciones. Le siguen las finanzas y la economía con un 27,56% y a mayor distancia perfiles con estudios en Derecho, Marketing, Ciencias Sociales y Comunicación.

Los sectores económicos que llevaron a cabo estos procesos de selección fueron la construcción, con un 11,86%, el comercio mayorista, con el 10,17%, seguidos de los suministros, la tecnología de la información, la industria agroalimentaria y la inmobiliaria.

En los procesos de selección evaluados para llevar a cabo el informe, la gran mayoría de los perfiles elegidos no se encontraba en situación de desempleo. La motivación hacia los nuevos retos profesionales es la principal a la hora de cambiar de desempeño, por encima incluso de la mejora salarial.

Los autores del estudio también calibran como importante el incremento de directivos que están dispuestos a trabajar en Andalucía. Pese a ello, en torno al 80 por ciento de movimiento de mandos que se produjo en la empresa andaluza durante el año pasado fue interior, proveniendo de fuera de la comunidad únicamente el 20 por ciento de trabajadores seleccionados.

Fuente: ABC.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *